Para el 2018 se esperan nuevas tendencias que seguirán colocando a prueba a los empresarios del sector. Entre estas están:

 

1. Impresión 3D y uso de drones: Cuando nació la tecnología de impresión 3D era utilizada únicamente para hacer modelos de plástico básicos, pero ahora se pueden construir casas de hormigón como sucede en China.

 

2. Estructuras modulares / prefabricadas: La prefabricación en este momento ya no se limita a la creación de diseños baratos y mal construidos. Los mejores arquitectos se están involucrando en estas tendencias y las están utilizando para crear algo similar a la impresión 3D.

 

Las estructuras modulares y prefabricadas pueden ayudar a los gerentes de construcción que tienen márgenes de ganancia decrecientes y buscan formas innovadoras de reducir costos de construcción.

 

3. Proyectos verdes: Un estudio del Consejo de Construcción Verde de los Estados Unidos afirmó que la construcción ecológica está superando la cifra de crecimiento por lo que pronostican que para el 2018 la construcción verde representaría cerca de $303.5 mil millones de dólares.

 

4. Seguridad: Se están lanzando en el mundo una serie de tecnología con conceptos innovadores que busca mitigar los riesgos de seguridad de los trabajadores en la obra, ya que este sector sigue siendo una industria muy peligrosa para los empleados.

 

Los simuladores de realidad virtual pueden ayudar a los trabajadores a obtener una capacitación completa de lo que necesitan antes de usar equipos pesados peligrosos

 

5. Software para la administración y gestión de la obra: Compañías de software se han colocado las pilas para hacer nuevos programas y aplicaciones que ayuden a satisfacer las necesidades que tienen los gerentes de construcción para mejorar su operación y optimizar sus recursos.


 

*Fuente: En Obra